Cannabinoides y Terpenoides

Hasta el momento los estudios científicos se habían concentrado en tetrahidrocannabinol (THC), pero cada vez más las investigaciones hacen ver la gran importancia de otros componentes como moduladores de los efectos de la marihuana.

Siempre se ha defendido la opinión de que diferentes tipos de cannabis producen efectos distintos en el consumidor, ya sea por tanto su psicoactividad como por sus valores terapéuticos. Las variedades han tenido las denominaciones genéricas de índicas, sativas o híbridas y los investigadores han tenido al tetrahidrocannabinol (THC) como el principal componente activo. Cierto es que el enfoque recreativo y medicinal del cannabis ha hecho que el cultivo de marihuana enfatice la presencia de este cannabinoide ante otros menos conocidos. Ahora, los científicos comienzan a destacar también la importancia de otros componentes como importantes moduladores, entre ellos los terpenoides. Estos últimos son compuestos aromáticos que, al igual que los cannabinoides, son producidos por los tricomas glandulares.

Otros cannabinoides

El fitocannabinoide más común, después del THC es el cannabidiol (CBD). Se venía encontrando presente en cepas provinientes de Afganistán y Marruecos, pero ha ido desapareciendo en gran parte del cannabis recreativo. También aparece en las fibras de cáñamo y semillas, aunque en cantidades muy pobres. El CBD ha adquirido gran importancia por sus propiedades terapéuticas, entre las que podemos destacar su efecto antiinflamatorio y su capacidad para aliviar los dolores, todo ello sin causar intoxicación ni sedación. Además, el CBD reduce efectos secundarios del THC como la taquicardia o la ansiedad y tomados conjuntamente producen sinergia en diferentes aplicaciones.

Otro componente de gran interés es el tetrahidrocannabivarín (THCV), presente en diversas variedades del África Meridional. En estos momentos se encuentra bajo investigación por sus beneficios para el síndrome metabólico (considerado como la antesala de la diabetes tipo II).

También bajo estudio encontramos el cannabigerol (CBG) para el cáncer de próstata, y el cannabidivarín (CBDV) para la epilepsia.

Terpenoides

Numerosas pruebas determinan que estos componentes influyen positivamente en los fitocannabinoides por sus propios beneficios terapéuticos y por contrarrestar los efectos secundarios del THC.

Entre los terpenoides de la marihuana podemos destacar:
Limoneno: Con efecto antidepresivo.
Pineno: Disminuye la perdida de memoria a corto plazo causada por el THC.
Mirceno: De efecto sedante.
– Beta-Cariofileno: Estimulador del receptor CB2 provocando efecto antiinflamatorio y analgésico.

Las investigaciones que se están desarrollando actualmente esperan aclarar la importancia de estos componentes en el cannabis, así como su potencial terapéutico.

Fuente: Thegreennotes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: