Investigadores del Hospital Universitario de Rostock han demostrado en diferentes ensayos que el tetrahidrocannabinol (THC) puede estimular la destrucción de las células cancerígenas
¿Cómo actúa el THC en el paciente?

Al parecer, la administración del THC en los pacientes propicia la formación de una molécula de adhesión intercelular (ICAM-1) en la superficie de las células cancerígenas. El ICAM-1 activa las células que destruyen el cáncer del sistema inmunológico y hace estallar las células tumorales.  Además, los cannabinoides impiden el desarrollo del tumor.

¿Es la cura definitiva contra el cáncer?

Según han comunicado los científicos, la investigación está todavía en sus primeras fases y aún están lejos de utilizar estos descubrimientos en terapia clínica. Pero como expresó Burkhard Hinz (director del Instituto de Toxicología y Farmacología de la Universidad Hospital de Rostock): “estos resultados son otra indicación de que los cannabinoides tienen un efecto terapéutico evidentemente útil”. Sin duda, abre la puerta a la esperanza.

 
Fuente: Thegreennotes